¿Qué ver en Madrid?

Amamos tanto Madrid y descubrir todos sus rincones que a veces nos olvidamos de los clásicos de esta gran ciudad.

Cuando viene alguien de visita queremos mostrarles todo aquello que se escapa de los tours y guías convencionales, pero la realidad es que el “Circuito Clásico” es digno de admiración y debe ser recorrido por quien visite Madrid, sobre todo si es su primera vez.

Plaza Mayor

Es el ícono principal de Madrid y lo primero que se asocia con esta ciudad.

Los inicios de la plaza se remontan al siglo XVI, cuando en la confluencia de los caminos (hoy en día calles) de Toledo y Atocha, a las afueras de la villa medieval, se celebraba en este sitio, conocido como «plaza del Arrabal», el mercado principal de la villa.

En la parte superior centrada de la Casa de la Panadería, se encuentra labrado en piedra un blasón con el Escudo de Armas de Carlos II. El escudo está compuesto por las armas de Castilla y León, en el primer cuadrante; las armas de Argagón y Sicilia, en el segundo; las armas de Asturias y de la Borgoña moderna, en el tercero; las de la Borgoña antigua y Brabante, en el cuarto, las de Flandes y las de Tirol en el escusón de abajo y el símbolo de Granada en el centro del escudo.

La Plaza posee 129 metros de largo por 94 metros de ancho,​ completamente cerrada por edificios de viviendas de tres plantas, con 237 balcones en total que dan a la plaza.

Dispone de diez accesos, seis de ellos a través de grandes arcos que se abren a las calles 7 de Julio y Felipe III al norte; Sal y Gerona al este; Toledo al sur; y Ciudad Rodrigo al oeste. Existe un séptimo arco, situado a la izquierda de la fachada de la Casa de la Carnicería, que no coincide con salida alguna de la plaza, y un octavo arco a la izquierda de la fachada occidental, de menores dimensiones, que tampoco coincide con salida alguna. Tres accesos no coinciden con arco alguno: Arco de Triunfo al norte; Zaragoza al este; y Botoneras al sur. El décimo acceso, tal vez el más conocido, es el Arco de Cuchilleros, en la esquina suroeste, que se abre sobre la calle de la Escalerilla de Piedra, pero este arco no es visible desde la plaza, ya que lo ocultan los soportales de esta.

En el centro del lado norte de la plaza se encuentra la Casa de la Panadería, que fue levantada durante la construcción de la Plaza Mayor, donde sus bajos albergaban la tahona principal de la Villa, estando desde 1732 los despachos del Peso Real y del Fiel Contraste.

Enfrente de ella, en el lado sur, encontramos la Casa de la Carnicería, de la cual se desconoce su fecha de construcción. En realidad se trata de un edificio un tanto misterioso porque los historiadores no acaban de dar por segura la información sobre su construcción ya que los datos que se poseen son escasos. En cuento a su uso, inicialmente se destinó a Almacén General de Carnes para abastecer los mercados de la Villa y de ahí su nombre. Luego ha pasado por muchos usos y ha sido testigo de muchos eventos a lo largo de los siglos. Hoy alberga un hotel de calidad, con una ubicación inmejorable.

En el centro de la Plaza encontraremos la estatua ecuestre de Felipe III que fue terminada en el año 1616. Fue un regalo del entonces  gran duque de Florencia para el rey de España.

Al día de hoy la Plaza Mayor es visitada por miles de turistas al año. Posee distintos locales de restauración ubicados bajo los soportales, con terrazas en la propia plaza. Además es un espacio muy utilizado para festivales, como los conciertos que se ofrecen gratuitamente para los madrileños durante las fiestas de San Isidro. Todos los meses de diciembre, se celebra el tradicional mercado navideño, costumbre que se mantiene vigente desde el año 1860.

Catedral de la Almudena

Pegadita al Castillo Real, la Santa Iglesia Catedral Metropolitana de Santa María la Real de la Almudena, es la sede episcopal de Madrid.

Se la puede visitar libremente en su interior, y con entrada de 6€ acceder al Museo y la Cúpula.

Construida en el emplazamiento de una antigua mezquita, la catedral de Almudena toma su nombre de la palabra árabe al-mudayna, que significa “ciudadela”. La catedral está ubicada en el centro histórico de la ciudad de Madrid; la fachada principal se encuentra frente al Palacio Real. La Puerta principal suele estar cerrada, pero para ocasiones especiales como el casamiento de los actuales Reyes, la puerta se abre y mediante una larga alformbra roja se une con la entrada principal del Palacio Real.

Palacio Real, Jardines de Sabatini y Campo del Moro

El Palacio Real merece ser visitado por dentro. Para mí es uno de esos lugares a los que vale la pena entrar y dedicarle unas horas.

Hay días y horarios en los cuales la entrada es gratuita durante 2 horas. Las cuales son sufucientes para darle una recorrida general.

Con una extensión de 199 000 m² y 3478 habitaciones, es el palacio real más grande de Europa Occidental, y uno de los más grandes del mundo. Alberga un valioso patrimonio histórico-artístico, destacándose el conjunto de instrumentos musicales conocido como los Stradivarius Palatinos, y colecciones muy relevantes de pintura, escultura y tapicería

El palacio fue construido por orden del rey Felipe V, sobre el solar dejado por el Real Alcázar, destruido casi del todo por un incendio en 1734.

Lo que más me impresiona de la visita por su interior, son las arañas colgantes de cristal con detalles de Oro macizo que se despliegan en todos los ambientes.

En el exterior, encontramos un importante balcón mirador a un costado del Patio Central, también conocido como Plaza de la Armería. El mismo, al estar en una zona alta, ofrece unas vistas increíbles del Campo del Moro.

La posición elevada del Palacio sobre este terreno, se aprovechó para crear una de las mejores perspectivas madrileñas.

El Campo del Moro puede ser visitado sin costo en los horarios en los cuales se encuentra abierto. Este fabuloso Jardín de estilo inglés, fue impulsado en el siglo XIX por la Reina María Cristina, y en 1931 fue declarado Monumento Histórico Artístico.

Detrás del Palacio, encontraremos los Jardines de Sabatini, también de ingreso gratuito.

Fueron creados en la década de 1930 en el lugar que ocupaban las caballerizas construidas por Sabatini para el Palacio Real, y de ahí su nombre.

De diseño geométrico, su privilegiada situación lo convierte en uno de los jardines más bellos del Madrid de los Austrias.

Si bien merecen ser visitados a cualquier hora del día, es al caer la noche cuando alcanzan su grado máximo de espectacularidad, pues nos encontramos en uno de los mejores lugares de Madrid para presenciar el atardecer.

Un gran estanque rectangular se destaca en el centro del jardín, rodeado por fuentes, árboles y esculturas de mármol blanco.

Calle Mayor

La calle Mayor  es una vía histórica que une la Puerta del Sol con la cuesta de la Vega, tras atravesar la Calle de Bailén.

En su origen fue vía triunfal para los Reyes Católicos en sus visitas a la villa al final del siglo XV y luego “paseo de las galas cortesanas en el siglo XVII.

En su recorrido se conservan algunos singulares edificios como la casa de Ruiz de Velasco (edificio modernista en el núm. 5); el edificio de la Compañía Colonial (en el núm. 16); el Palacio de Cañete (en el núm. 69); el Palacio de Uceda o de los Consejos (en el núm. 79); el Palacio de Abrantes (que alberga el Instituto de Cultura Italiano en el núm. 86); además del complejo renacentista de la plaza de la Villa y la iglesia del Sacramento. ​

Al inicio de la vía, en el n.º 1 se conserva la llamada casa Cordero (en la que estuvo instalada la primera central de Teléfonos de Madrid) y al final la casa Ciriaco, en el n.º 84. En el número 35 estuvieron los Baños de San Isidro, establecimiento real para las aguas del legendario «pozo de doña Ñufla» (dama y santa amiga del buen Isidro); y en el n.º 59, se conserva la llamada Farmacia de la Reina Madre.

Gran Vía

Luego de la gran reforma de la Puerta del Sol, comenzaron los proyectos para construir una Vía ancha, elegante y atractiva, que descongestionara el tránsito del casco histórico y uniera los barrios del este con los del oeste de la ciudad

La construcción de la Gran Vía requirió la demolición de casi 300 casas, 15 calles desaparecidas, 9.000 metros de aceras levantadas y 29.000 metros de adoquines

Aquí una foto de la Gran Vía en la década del 60. Si bien la vista es totalmente diferente a la actual y los emblemáticos carteles de Schweppes en el edificio Carrión y de McDonalds en el edificio de la antigua joyería Aleixandre aún ni se asomaban, si podemos ver que la multitud que la recorre no ha cambiado en nada!

Hoy sobre la Gran Vía encontraremos las tiendas de grandes marcas tanto nacionales como internacionales. También se encuentra el edificio de la Antigua Telefónica de Madrid, donde se filmaron muchas escenas de la serie de Netfilx “Las chicas del Cable”.

Plaza España

Se encuentra entre las mayores plazas de España con sus 36.900 metros cuadrados.

Con amplios jardines, en su centro se encuentra una fuente monumental en honor a Miguel de Cervantes.

Es el “comienzo” de la Gran Vía, uniéndola en continuación con la Calle de la Princesa. Antes de la construcción de la Gran Vía, la plaza llevaba el nombre de San Marcial.

La rodean edificios que se distinguen por su altura. La Torre de Madrid (rascacielos de 142mts de altura, alberga hoy un Hotel y viviendas particulares), el edificio España (hoy propiedad del hotel Riu, de 117mts de altura), la Casa Gallardo (edificio clave de la última etapa del modernismo español) y el Edificio de la Compañía Asturiana de Minas (actual sede de la Consejería de Cultura).

Plaza del Callao

La plaza del Callao al igual que el segundo tramo de la Gran Vía, fue construida entre los años 1917 y 1922, aunque la entrega definitiva de obras no se haría hasta 1927.

En la plaza se destacan varios edificios, algunos de ellos considerados en su tiempo rascacielos, por ser los más altos del Madrid de entonces:

El Edificio Carrión (con 14 plantas fue uno de los edificios más altos de su época, Gran Vía 41); Palacio de la Prensa (construido en 1928 en el número 46, con 14 plantas, fue el edificio más alto de Madrid, hasta que el Edificio Telefónica, de 88 metros, le arrebató el título

Hoy resalta el edificio del Cine Callao, con su gran pantalla al exterior, donde se realizan proyecciones especiales (como conciertos en vivo), además de las habituales publicidades, y el antiguo edificio de Galerías Preciados, hoy propiedad de la cadena de tiendas Fnac, de cinco plantas.

Puerta del Sol

La Puerta del Sol fue en sus orígenes uno de los accesos de la cerca que rodeaba Madrid en el siglo xv. El nombre de la puerta proviene de un sol que adornaba la entrada, colocado ahí por estar orientada la puerta precisamente hacia el levante.

En ella se encuentra desde 1950 el denominado Kilómetro Cero de las carreteras radiales del país. El edificio más antiguo de la Puerta del Sol es la Casa de Correos en el que se distingue el Reloj de Torre cuyas campanadas de las 12 de la noche del 31 de diciembre marcan la tradicional toma de las doce uvas a la gran mayoría de los españoles.

Será esta Casa de Correos la que empiece a sentar las bases urbanísticas de lo que hoy es la Puerta del Sol y su creciente importancia como punto céntrico de Madrid. Tras la conversión de la Casa de Correos en sede del Ministerio de Gobernación (1847), se decide derribar algunas casas de la zona para realzar el edificio y darle seguridad. El resultado sería la creación de una gran plaza.

La plaza Puerta del Sol alberga la escultura del Oso y el Madroño, el gran símbolo Madrileño.

¿Porqué un Oso y un Madroño?

En la Edad Media, cuando se fundó la ciudad, el Oso todavía abundaba por los montes cercanos. Si uno salía por los caminos se arriesgaba a encontrarse con uno. No hay explicación histórica de por qué precisamente un madroño, siendo un árbol no tan común como otros en la región. Tal vez en aquellos tiempos el madroño era mucho más abundante en Madrid o tal vez por el parecido de la palabra madroño con el nombre de la ciudad.

El acompañamiento del árbol y la creación del escudo municipal, se debe a un acuerdo adoptado por la Villa y la Iglesia en 1222 para repartir las tierras adyacentes. A la Iglesia le correspondían los pastos y a la Villa los bosques.

Cibeles

Fue concebida dentro de un plan de remodelación urbana en el siglo XVIII, por iniciativa del rey Carlos II, quien planeaba embellecer la capital del reino según la estética del neoclasicismo.

Originalmente Cibeles era la diosa de la Madre Tierra y se la consideraba la personificación de la fértil tierra, una diosa de las cavernas y las montañas, murallas y fortalezas, de la Naturaleza y los animales.

El estar enclavada en un lugar tan céntrico, su ajetreada historia e incluso tradiciones recientes como ser el lugar de celebraciones deportivas de los triunfos del Real Madrid, ha contribuido a que sea uno de los más conocidos símbolos de Madrid a nivel mundial.

Puerta de Alcalá

La Puerta de Alcalá es una de las cinco antiguas puertas reales que daban acceso a la ciudad de Madrid.

Se trata de una puerta de estilo neoclásico, y aspecto monumental similar a los Arcos de Triunfo romanos, se erigió mirando su exterior a oriente en el año 1778. 

Lado Este

La puerta daba acceso a aquellos viajeros que entraban antiguamente en la población desde Francia o Aragón. ​

Lado Oeste (hacia Cibeles)

Se encuentra situada en el centro de la rotonda de la Plaza de la Independencia, junto a las puertas del Retiro.

Parque del Buen Retiro

El parque del Retiro o parque del Buen Retiro, popularmente conocido como el Retiro, es un jardín histórico y parque público, considerado como una de las principales atracciones turísticas de la ciudad.

Alberga numerosos conjuntos arquitectónicos, escultóricos y paisajísticos de los Siglos XVII a XXI.  

Fue construido en la primera mitad del siglo XVII dentro del proyecto paisajístico desarrollado para el Palacio del Buen Retiro, una antigua posesión real creada por el conde-duque de Olivares para disfrute de Felipe IV, de quien era su valido.  

Su uso como parque urbano se remonta a 1767, año en el que Carlos III permitió la entrada del público para su recreación.

Posee una superficie de 118 hectáreas y un perímetro de 4.5km y en su interior habitan más 19.000 árboles, representativos de 167 especies. Está protegido como Bien de Interés Cultural.

Atocha

La estación de Atocha hace las funciones de nudo ferroviario, y esto la convierte en la estación con más tráfico de pasajeros del país.

La estación surge como un simple embarcadero (inaugurado en 1851), que se amplía hasta convertirse en la estación del Mediodía (inaugurada 1892), propiedad inicialmente de la compañía de los Ferrocarriles de Madrid a Zaragoza y Alicante (MZA). El constante crecimiento de pasajeros de larga, media y corta distancia hace que se vaya transformando progresivamente en el complejo nudo ferroviario de dos estaciones que se conoce actualmente.

A mediados del siglo pasado fue nacionalizada, pasando a cargo de RENFE.

Desde el año 1992 la estación se divide en dos estaciones ferroviarias diferenciadas:

  • La estación de Puerta de Atocha que acoge a los trenes de alta velocidad y la mayoría de larga distancia.
  • La estación de Atocha-Cercanías que acoge los trenes de Cercanías, Media Distancia y los de larga distancia pasantes. La conexión con el metro y la red de autobuses convierte a la estación además en un intercambiador.

La antigua Estación terminal de Atocha posee en su vestíbulo-jardín un invernadero tropical, que da acceso al resto de las dos estaciones que componen el complejo ferroviario.

A mediados del siglo XIX fue denominada oficialmente como la Estación Central de Madrid,​ y por tanto todas las líneas que llegasen a la capital deberían acceder a ella.

A finales del siglo XIX, se incorporaron otras importantes estaciones en la periferia de la ciudad que le quitaron la exclusividad a Atocha como estación central.

Museo del Prado

El Museo Nacional del Prado es uno de los más importantes del mundo,​ así como uno de los más visitados. Rico en cuadros de maestros europeos de los siglos XVI al XIX, según el historiador del arte e hispanista Jonathan Brown, «pocos se atreverían a poner en duda que es el museo más importante del mundo en pintura europea».​

Su principal atractivo radica en la amplia presencia de Velázquez, el Greco, Goya (el artista más extensamente representado en el museo), Tiziano, Rubens y el Bosco, de los que posee las mejores y más extensas colecciones que existen a nivel mundial,​ a lo que hay que sumar destacados conjuntos de otros autores muy importantes y relevantes

Datos a tener en cuenta

El recorrido por Madrid central se puede hacer perfectamente a pie. Son distancias razonables para caminar y todo puede ser visitado por cuenta propia.

Dependiendo de si queremos entrar o no en los Museos, Parques o visitas internas, nos llevará más días realizarlo, pero en genaral con 1 o 2 días será suficiente para recorrelo.

Si además de recorrer están interesados en conocer más sobre la historia de cada lugar, les recomendamos realizar los Tours a la Gorra, que son super completos en información, leyendas y anécdotas de cada lugar.

Links de Utilidad

Palacio Real

https://www.patrimonionacional.es/visita/palacio-real-de-madrid

Museo del Prado

https://www.museodelprado.es/visita-el-museo

Mapa de algunos de los puntos a los cuales hicimos referencia

Deja un comentario