Ronda

Bella ciudad milenaria que nos invita a recorrerla sin prisa, apreciando los rasgos perdurables de la antigua medina árabe, que aún conserva parte de sus murallas, cruzar el Puente Nuevo y pasear por la Alameda del Tajo.

Nosotros la visitamos desde Marbella (63km), subiendo por la zigzagueante Carretera de Ronda,  donde ya el solo camino de subida es un espectáculo en sí mismo. La visitamos durante el día, pero nos quedamos con las ganas de pasar al menos una noche ahí y disfrutarla bajo las estrellas

El núcleo urbano se divide en tres zonas perfectamente diferenciadas entre sí­: la ciudad o antigua medina árabe que, desde el punto de vista histórico, es la más importante, el barrio de San Francisco, separado por las Murallas, y el del Mercadillo, que se encuentra al otro lado del rí­o Guadaleví­n.

Sobre el Mirador del Puente Nuevo, se encuentra la Cerámica de los Viajeros Románticos. En el centro un plano en cerámica de la ciudad; y a su alrededor frases y pensamientos alusivos a Ronda que fueron escritos por algunos de los viajeros Románticos a lo largo de la Historia. 

Una joya de Andalucía que merece la pena ser visitada!

Deja un comentario